El salón es una de las partes más importantes de toda la casa, por ese motivo, a la hora de decorarlo o renovarlo por completo debemos de pensar a fondo el estilo en el que nos queremos basar, para poder encontrar un equilibrio que se ajuste tanto a la estética actual, como a nuestros gustos y necesidades.

Son muchos los estilos entre los que podemos elegir, minimalista, zen, o rústico, una corriente acerca de la cual os queremos hablar a lo largo del día de hoy, que nos ayudará a dar un toque acogedor a nuestro salón.

Y es que el estilo rústico resulta perfecto para todas aquellas personas que sean amantes de todo lo tradicional, un reencuentro con los materiales de toda la vida, de origen natural, que se puede combinar a la perfección con diferentes toques modernos, con los que podremos añadir un aspecto más personal y original a esta estancia.

Toma nota de todos los consejos que os ofrecemos a lo largo de este artículo, y en el que podrás encontrar todas las bases necesarias para decorar tu salón al más puro estilo rústico, como en esta galería de fotos: http://www.pinterest.com/rusticrootsvt/rustic-furniture/.

En primer lugar debemos de tener claro lo que conseguiremos a través del estilo rústico: una estancia perfecta para el relax, para disfrutar en familia, donde lo primordial será conseguir un ambiente campechano y tradicional, en el que los elementos naturales como la madera sin adornar, son los verdaderos protagonistas.

Materiales y muebles para el estilo rústico

Como ya hemos mencionado un poco más arriba, los materiales idóneos que se ajustan al estilo rústico son los de origen natural, como puede ser la madera, la piedra, el barro, así como las fibras de origen natural y vegetal.

De manera que los muebles han de ser de madera, donde podemos elegir entre una gran variedad de estilos. El pino, por ejemplo, es uno de los más utilizados, ya que nos proporciona tanto solidez como fuerza a un precio muy ajustado y asequible.

Recuerda contar con un mueble imprescindible: una butaca relax http://www.gangahogar.com/sillones-masaje-relax-c-25.html Ahí hay diferentes butacas. Este tipo de sillón es perfecto para estar cómodo y dar un toque cuco al salón del apartamento.

También podemos optar por introducir varias mesas auxiliares con cajones, así como alacenas de madera y puertas de cristal, que nos servirán para organizar todos nuestros objetos debidamente y sin romper con la estética característica de este estilo.

No me refiero a la típica mesa auxiliar plegable de la tienda en casa, sino a una con estilo definido. Para eso es importante vigilar el material. Es más barato y fácil de limpiar en plástico, pero si quieres mantener el estilo rústico debes vigilar esos detalles. Un mueble que desentone con la línea general da al traste con nuestro esfuerzo por crear un ambiente definido.

Los muebles de origen artesanal son también una de las grandes claves de este estilo, piezas únicas completamente hechas a mano, pero que destilan belleza y personalidad, así como elegancia en el diseño.

Pese al incremento en el precio que este tipo de mobiliario puede suponer, vale la pena arriesgar y obtener un par de piezas artesanales, que darán un ambiente muy rústico a la estancia.

Además, no podemos olvidar otra de las grandes protagonistas de las casas rústicas de campo: la chimenea, la cual podemos obtener tanto eléctrica como tradicional, como elemento decorativo que puede marcar una importante diferencia, y la cual podremos disfrutar en compañía de nuestra familia por el gran ambiente acogedor que esta crea.

Los objetos decorativos, también han de ser fieles a este estilo, de manera que como ya hemos mencionado, optaremos por materiales que sean de origen natural, como pueden ser jarrones de piedra o mármol, esculturas de bambú o madera, o figuras de terracota.

Para lograr ese aspecto rústico, hay muchos pequeños detalles que puedes crear tu mismo, a modo de manualidades.

Por ejemplo, decorar la casa con pequeños detalles, como cajas de madera o estuches de http://estuchescairo.com. Sus estuches son muy vendidos y apreciados. Lo que gusta de Cairo es que son artesanales. No están fabricados en Asia, son detalles de decoración hechos con mimo y en España, en un taller artesanal. Perfectos para dar un toque rústico.

En el caso de las lámparas y espejos, la mejor opción está también clara: necesitamos optar por el hierro forjado, tanto en su estética pulida como en su estética oxidada, el cual dará resistencia y personalidad a las fuentes de luz principales.

A la hora de optar por los textiles de hogar, como son cortinas, manteles o fundas para los sofás y sillas, debemos escoger fibras que también sean de origen natural, como por ejemplo la lana, el algodón puro o el lino, apuestas que podemos utilizar también en alfombras, sin importar que sus estampados sean completamente lisos, o con decoraciones vegetales.

Son muchas las opciones que podemos encontrar para dar lugar a un salón acogedor basado en el estilo rústico, de manera que no tengas miedo en pensar a fondo esta inversión, y vigilar cada detalle, ya que el resultado final valdrá la pena.

Comments are closed.