Si hay un estilo de decoración de interiores que hemos podido ver en gran cantidad de películas, series y programas de televisión ese es el llamado estilo neoyorquino, el cual es un reflejo de esta cosmopolita ciudad, donde podemos encontrar juntas una diferente variedad de estilos que se complementan a la perfección y donde cada detalle, cumple un papel muy importante.

Y es que hay espacios y estancias que con tan solo una simple mirada consiguen transportarnos a otros lugares, consiguiendo que nos invada una sensación única, como puede ser encontrarnos en esa ciudad del mundo que se a convertido en una de las principales capitales del globo.

Hoy os queremos dar una serie de claves con la que podremos dotar a nuestro hogar de un estilo de decoración neoyorquino, para que cada habitación de nuestra casa nos transporte a la eterna ciudad de los rascacielos.

Estilo neoyorquino: todo lo que necesitas saber

Comenzamos con una de las principales claves que no pueden faltar en el clásico apartamento ubicado en Nueva York: el color blanco como elemento decorativo predominante, tanto en los techos, como en los muebles. Una perfecta exposición la encontrarás en ICFF, la muestra más grande de muebles y que se organiza en New York.

Este color es muy versátil, y puede ser combinado con facilidad con una gran variedad de elementos, como pueden ser por ejemplo los muebles de aspecto vintage, de madera natural, sin tratar ni pintar.

En todo apartamento de este estilo de decoración, encontramos una gran variedad de elementos, incluso en las construcciones de la casa, donde se aprovechan los materiales de construcción, como la madera del suelo, o los ladrillos de las paredes, como parte de la decoración.

Para combinar el color blanco, podemos utilizar tonos grises y negros, colores complementarios que se ajustan a la perfección a este tono neutro, y que acostumbra a ser una constante tanto en los salones, como comedores y dormitorios principales.

Otra de las grandes ventajas de vivir en una gran ciudad de la magnitud de Nueva York es su vida cultural, algo que podemos poner de manifiesto en nuestro hogar, decorando las paredes con grandes cuadros o collages, que incluso podemos colocar directamente apoyados en el suelo, sin necesidad de ser colgados de la pared.

Continuamos nuestro recorrido por las claves de la decoración inspirada en el inconfundible estilo de la ciudad de Nueva York con otra de las partes fundamentales de la casa: el baño, donde la tendencia está más que clara: revestimiento cerámico en blanco, en perfecta combinación con los muebles y el sanitario.

Y todo ello complementado con los mejores detalles de decoración de NY NOW.

Esta neutralidad de tonos se puede combinar a la perfección con un suelo de azulejos en blanco y negro, el clásico suelo de damero.
Finalmente, toca centrarnos en los complementos decorativos para el hogar, donde como ya hemos mencionado, la miscelánea está más que asegurada, ya que se combinan elementos de inspiración vintage que han sido rescatado de rastrillos o mercadillos ambulantes, con piezas de diseño actual de línea minimalista.

Sin lugar a dudas el estilo de decoración de interiores neoyorquino es un clásico que no pasa de moda, y que ayuda a convertir nuestro hogar en un lugar repleto de matices.

Comments are closed.